Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información




DIAS ONLINE

Seguidores

martes, 31 de marzo de 2009

y que?


y si nos vamos anticipando
de sonrisa en sonrisa
hasta la última esperanza?

y qué?
y qué me das a mí,
a mí que he perdido mi nombre,
el nombre que me era dulce sustancia
en épocas remotas, cuando yo no era yo
sino una niña engañada por su sangre?

a qué,
a qué este deshacerme,
este desangrarme, este desplumarme,
este desequilibrarme,
si mi realidad retrocede
como empujada por una ametralladora
y de pronto se lanza a correr,
aunque igual la alcanzan,
hasta que cae a mis pies como un ave muerta?
quisiera hablar de la vida.
pues esto es la vida,
este aullido, este clavarse las uñasen el pecho,
este arrancarsela cabellera a puñados,
este escupirsea los propios ojos,
sólo por decir,
sólo por ver si se puede decir:
”es que yo soy? verdad que sí ?
no es verdad que yo existo
y no soy la pesadilla de una bestia?”".

y con las manos embarradas
golpeamos a las puertas del amor.
y con la conciencia cubierta
de sucios y hermosos velos,
pedimos por Dios.
y con las sienes restallantes
de imbécil soberbia
tomamos de la cintura a la vida
y pateamos de soslayo a la muerte.

pues esto es lo que hacemos.
nos anticipamos de sonrisa en sonrisa
hasta la última esperanza.


(Alejandra Pizarnik)

sábado, 28 de marzo de 2009

trayectos cortos.


por momentos siento que todo esta perdido, que de nada vale ningún esfuerzo, que lo mejor es entregarme o dejarme caer abatida. El mundo es una caja de pólvora, donde todos caminamos distraidos. Creo por momentos que lo mejor es ser un ignorante. Luego me enojo y me levanto.
Habrá que cometer todas las faltas y pecados juntos porque el trayecto sera corto.

picamiel

jueves, 26 de marzo de 2009

poesia recitada: El diablo y Yo.


A continuacion en formato de video tienen una bellisima poesia de Sabines, El diablo y yo, increible cuanto podemos parecernos seres tan lejanos y cuanto sentir podemos tener igual,
no te lo pierdas. Ahi esta.
video

lunes, 23 de marzo de 2009

Me Siento



Te miro a los ojos al despertar Y no encuentro la puerta de tu corazón Ya no son mis manos esas montañas y bosques Que se llenaban de veranos feroces Y sueños locos al mirarte Pues ahora soy incapaz de pronunciar tu nombre Hoy mi corazón es tan transparente Como todas tus mentiras silenciosas Y tu boca ya no podrá desnudarse Con mi luz Con mis risas de niño grande

Antonio Marín Segovia

13 de marzo de 2006


Me siento perfecto cuando tus manos me miran
Y entienden mi tristeza De río joven Es bueno poder sentir tu calor Y vivir dentro de esa mirada Suavemente feroz Es bueno crecer contigo Cada vez que me olvidas Cada vez que me entiendes Y soy real y montaña conquistada Cuando tu boca me nombra Me siento perfecto Cuando tus manos me miran Y entienden mi tristeza de río joven Realmente necesito decir tu nombre en voz alta Y comer en tu vientre en todas las estrellas cansadas Que traviesos ángeles esconden Hoy quiero Caminar dentro de tus sueños Para creer que somos tan grandes Tan eternos Como una sonrisa O como el pan de mediodía Y el vino que baña nuestros rostros Y es bueno no tener palabras Ni silencios Ni refugios Para poder sentirte entera Seguramente eres libre siempre Y tan invisible y necesaria Como es la luz del verano


Antonio Marín Segovia

sábado, 21 de marzo de 2009

quien persiste?















Persistimos todos en esta locura

de andar por el cordón mareados,

agredidos de palabra y hechos

Persistimos en no perder sueños

aunque todo se venga al subsuelo

del desencanto brutal, colectivo...

Persistimos en la nostalgia de la mirada

siempre a lo lejos, donde las raíces fueron

mezclas absolutas de rìo y mar

Persistimos en la bronca

porfiados de que alguna vez

ganaremos.

y guay que asi no sea.

picamiel
2009

Ya no se puede dejar la puerta abierta

por eso las palabras lloran

y por eso es imposible el poema.

Hay un dolor desacostumbrado

miradas perdidas

pájaros sin alas

y la maldita rosa que está en tantos

lugares

se marchita antes de nacer.

Nadie sabe como solucionar.

¿Cambió la forma de las cosas?

¿Quién persiste todavía?

desde graciela

viernes, 20 de marzo de 2009

ENCARNACIONES

Hundido el rostro en tu cabello, aspiro
el sofocante aliento de la noche
que allí estancado humea y flota como el sueño.
Todo el inmenso espacio pesadamente yace
sobre esta tibia tierra adormecida,
sobre el cuarto y el lecho y nuestros miembros,
y la casi secreta agitación
que mueve nuestro
s pechos.
No respiramos aire, respiramos silencio;
un gran silencio inmóvil
que cubre nuestra piel desnuda
como oscuros aceites.
Y de pronto,

siento que mi ternura me desborda y anega,
que también con la sombra te acaricio,
y te abrazo también con el espacio,
y te rozo los labios con el aire;

que toda esta solícita violencia
es también este vasto silencio conmovido
que arrojado de bruces encima de nosotros
se asoma a nuestro amor,
y lo recorre entero un estremecimiento,
sollozo cálido, ala del destino.

TOMAS SEGOVIA

EL EXTRANJERO





















No le toques los pechos Extranjero
A esta sombra con fiebre que esta noche
Anocheció tan hembra
Por los linderos de los residentes
Todo el verano es de ellos
Escúchalos dichosamente extraviados
Sin saber cómo hacer
Para entender bajo sus propias voces
Este lamento de la plenitud
Que tan claro se oye en tu silencio
Y tienes que vagar a solas
Por las quietas afueras de su fiesta
Y poner sólo ecos distantes
En tu ramo nocturno en la sombra cortado
Y bañarte tan solo en murmullos de espumas
No saben que su amo
Tiene en ti un siervo más
Que también el verano te devuelve un rato
Tu corazón con llaga
Nadie sabe aquí el nombre
De tu amor extranjero
Y tienes que alejarte al borde de la noche
A decirlo a sus muertos
Que duermen allá afuera y que piensan en ti
Tras sus pesados párpados cerrado



Tomas Segovia





martes, 17 de marzo de 2009

DESNUDOS

Nos inundan de repetidos intereses.
Vacíos, hipócritas, llenos de obstáculos
ante una simple piel,
Caminan desinformados, desencajados
por el miedo a saberse desnudos,
tristes de toda tristeza posible.
Van adormecidos, osados, locos
levantando muros de rencor,
Se calzan corbatas y tacos aguja
para pisar ilusiones,
cuadras desiertas de sentimientos,
valles de desamparados muertos,
y señalan con horror al ser desnudo
que puede amar.
Pero a pesar de ellos
en estos naufragios seguidos,
hay palomas que embrujan
nuestro sonreír dulce y malicioso,
durante la noche y el encanto libera
toda la luz de nuestros cuerpos
iluminando nuestras soledades.

picamiel©

No es suficiente desnudarme de la vida...
Mi lamento es viento necesario.
Con el alma herida de romper las rejas de mi encierro:
fronteras, atajos de emboscadas, llegué a este mar que
me ama.

No he dejado de luchar.

Siento mi alma como estrella mendiga,

mis ojos llenos de música.
La libertad es esparcir amor por espacios infinitos,

luchar sin más, ser pájaros que bailan.
Refrescante presencia la tuya.

Hablo y no me escuchas,
deja que me envuelva de ilusión.
Esperaré la noche desnuda
para oler tu perfume

hasta que mis párpados heridos de tanta fiesta

que se desvanece, se cierren y,
sueñe con tu oído amigo.
El día promete ser de los mejores.

Tengo libre el corazón.

Gruat©

sábado, 14 de marzo de 2009

Aquella entrevista a las diez y media


Era una mañana de ésas como las que tuvimos tantas, de las que comenzaban con el hormigueo de los productores, con los gritos por celular porque el remise había ido a otro lado y el invitado no llegaba. Una de esas mañanas en las que todo funcionaba al milímetro entre las decenas de personas que estábamos ahí, trabajando en lo que a nadie le parecía del todo un trabajo. Estábamos un poco molestos, hacía unas semanas se había instalado en televisión el minuto a minuto, una herramienta ya en desuso en la mayoría de los países serios. Nadie sabía bien cómo leer eso y Jorge Guinzburg aseguraba que había que ser serio. Que el numerito sólo no decía nada. Que todo tenía un contexto. Y que el numerito era maravilloso sólo si se compadecía con el sentimiento de estar haciendo las cosas bien. Al tipo le importaba –y mucho– lo que ponía en el aire y aunque parezca básico, no lo es. A más de uno no le interesa. Pero ese día ocurrió un milagro y después hubo otro y después hubo otro. Entonces entendí que no había milagros. Que era Jorge Guinzburg que sabía de qué hablaba.

Cualquiera de esos pelafustanes que se lo pasan dando al público lo que aseguran que el público quiere, hubiera puesto el grito en el cielo si Guinzburg le hubiera dicho: “Hoy viene Arturo Ripstein, director de cine de culto, mexicano”. Hubieran pedido un caño y minas en bolas. Hubieran pedido goles de ayer y la viuda del policía muerto llorando y exigiendo pena de muerte.

Pero Jorge Guinzburg puso, a las diez y media de la mañana, en el canal de televisión abierta más importante del país, una entrevista de 25 minutos con Arturo Ripstein. El tipo, reverenciado en un círculo no masivo, se compró a la audiencia que no paró de subir. Y Jorge, que sabía muy bien con quien estaba hablando, subió la apuesta, abrió el juego, todos preguntamos a un tipo que, en los papeles, tenía que hundirnos el programa. La charla fue deliciosa. El público respondió agradecido.

Cuando terminó el programa, entre los algodoncitos del desmaquillador, le dije de mi alegría por el éxito de esa entrevista. Me miró como te miraba cuando estaba orgulloso y feliz y me dijo: “¿Ves? La tele es equilibrio. Lo que te gusta, lo que sirve, lo que le sirve al tipo que ve, lo que hay que decir. Si vos hacés todo eso y sos auténtico, no hay manera de que te vaya mal”.

Hace un año que no estás y cada vez siento más no haberte obligado esa vez que me dijiste que escribiéramos un libro sobre televisión. Cuánto que tenías para enseñar se está olvidando. Cuánto nos estamos perdiendo sin vos.

viernes, 13 de marzo de 2009

La aprehensión metafísica



En toda aprehensión de cualidad hay... un esfuerzo metafísico por
escapar de nuestra condición, para traspasar la blanda cobertura de
la nada del «hay» (de la consciencia) y penetrar en el puro «en-soi»:
Jean Paul Sartre


¿Qué dejaron como legado a otros las jaurías
que vieron a otros seres preguntando en el silencio
de sus vidas, cuál es la cualidad más pertinente,
la que es mía, cuál es el algo que compete
a mi ser, ser-para-algo?

Rabia, rabia después de la mordida,
rabia en la náusea, rabia y espuma por la boca,
temblor y rabia, resentimiento para el galgo
de presa, mucha rabia.

Ví, conté, los algos entregados por los dientes
de los guardias de la SS en Auschwitz,
sacerdotes con perros infernales, en 1942.
426,000 húngaros mordidos, despojados
de la cualidad judaica, para darles el algo
de la ira, el algo de exterminio, al fin de cuentas.

Ví, conté, me informaron de 74,000 polacos
in illo tempore, despojados del puro en-sí
y 21,000 romaníes / gitanos, negados al morderlos
del derecho a dar honra a sus héroes y sus dioses
y del gozo del hacerse a sí mismos
en el quehacer histórico.

Aprehensión metafísica: el contagio
de Auschwitz, asignarles un número de muerte
(la indeseada cualidad tras la blanda cobertura
de la Nada); rabia del hacerlos nadie-rabia.

12-28-2002 / De El hombre extendido

miércoles, 11 de marzo de 2009

MIRA QUE JODA: El efecto Obama en la ciencia argentina


Uno lee y lee los diarios, y en ellos encuentra noticias repetidas o sea acciones repetidas, donde lo único que cambia son los nombres y a veces ni eso!!!
Pero en este caso hay una noticia "algo distinta" sin embargo los comentarios de la noticia son mas interesantes que la noticia en si...fijense...si no nos estaremos volviendo realistas..
La noticia en si dice:
Luego de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, levantara las restricciones a las investigaciones sobre células madre con embriones humanos, la comunidad científica argentina celebró. “Es una decisión muy acertada, porque permite que numerosos grupos puedan abocar se a la investigación para la mejora de la salud”, afirmó el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao. En consonancia con esta afirmación, el director del Registro Nacional de Donantes de Células Madre del Incucai, Víctor Hugo Morales, opinó que “estas investigaciones permitirán constituir a partir de la célula madre embrionaria distintos tejidos que podrían ser utilizados para reemplazar órganos dañados”.

Claudio Chillik, presidente de la Cámara de Bancos de Células Madre, dijo: “Esto no es ciencia ficción, las células madre son la gran esperanza de la medicina del siglo XXI, estamos en los albores de una revolución que permitirá mejorar la salud de miles de personas cuyas enfermedades hasta ahora no tenían cura”.

La investigación con células madre de origen embrionario había sido bloqueada por el ex presidente George Bush en agosto de 2001, cuando resolvió retirarles los fondos públicos y dejó a los científicos librados a la suerte de donaciones y aportes privados. Con este decreto, Obama devolvió a los científicos la posibilidad de obtener financiación estatal para avanzar en proyectos de investigación sobre estas células, una práctica que los grupos más conservadores y religiosos consideran “homicidio”, porque supone la destrucción de embriones humanos en los primeros días de su desarrollo para extraer células embrionarias.

La polémica surge cuando se plantean los aspectos bioéticos legales de este tipo de tratamiento. Mientras el diario vaticano L’Osservatore Romano rechazó la decisión del presidente norteamericano, criticándola por “profundamente inmoral y superflua”, Barañao afirmó que “un embrión no es equiparable a una persona, sino que es un conjunto de células con capacidades potenciales; por ende, el trabajo con células embrionarias es totalmente legítimo”. Para Chillik, “por más que el embrión no sea un niño, tiene un estatus ético que nos obliga a manejarnos con mucho respeto, pero además, como el marco legal no es claro, podríamos ser judicializados”.

EN PAÑALES. “Acá en la Argentina estamos trabajando a nivel experimental con las células madre embrionarias, entre otras cosas, por falta de recursos estatales destinados a estas investigaciones”, reconoció Morales. “Por eso, es importante avalar desde el Estado, con presupuestos acordes, estos trabajos científicos que permiten regenerar tejidos que van a paliar o curar enfermedades como el Alzheimer o los infartos que aquejan a un número muy importante de pacientes, ya que una célula madre se puede convertir en una neurona, tejidos o piel”, explicó Barañao.

“En la Argentina existe una red de grupos de investigadores de la UBA, el Fleming y el Hospital Garrahan, que trabajan en esta materia”, destacó el funcionario. Y adelantó que “se está analizando la posibilidad de realizar un programa conjunto con Brasil para avanzar más rápidamente en las investigaciones con células madre”.

Dos millones con problemas renales

Más de dos millones de argentinos presentan algún grado de enfermedad renal. Sin embargo, muchos de ellos no lo saben. Con la finalidad de conmemorar el Día Mundial del Riñón, se realizarán diversas actividades. Hoy, en el Salón Jauretche de la Legislatura porteña, integrantes de la Asociación Nefrológica de Buenos Aires participarán de una mesa donde se disertará sobre las problemáticas renales en el marco de la salud pública. El Ministerio de Salud provincial dedicará la jornada del 17 de marzo al testeo gratuito de esta enfermedad en el Hospital Simplemente Evita, de La Matanza. En caso de encontrar signos de insuficiencia renal, “la persona será citada, asesorada y derivada al servicio de la especialidad médica más adecuada para su patología”, señaló Mónica Calvo, jefa de nefrología del Simplemente Evita y una de las impulsoras de la iniciativa.

AHORA QUE DICEN LOS LECTORES:

Pablo Cordo 32 años |

¿A quien le van a creer? ¿A Barañao, un doctor en quimica (si, mas que ingeniero)? ¿O a una manga de solterones disfrazados que viven enclaustrados? Barañao no te pide limosnas los domingos.

marcos 31 años |

"El hombre busca la inmortalidad humana" yo agregaría: para quien pueda pagarla y seguro no seremos nosotros.

AngelOlmos 40 años |

La escena es en el Consistorio mayor de la grande y abominable iglesia, allá por junio de 1633. Desde su trono, el obeso y regordete personaje le dice a Galileo: ¡¡ Ud. está profundamente equivocado, y si no se rectifica, lo hacemos a la parrilla vuelta y vuelta !! ¿¿ entendió ?? Además, yo que soy un verdadero profeta, anoche tuve una visión. En ella, un negrito recién llegado firmaba unos cuantos papeles sobre unas "células madre", que no eran las de la Virgen. A ése también le vamos a dar su merecido en el futuro, dentro de unos 316 años". Luego, dirigiéndose a otro gordo rubicundo todo vestido de rojo, tocado con un ridículo "capello" también rojizo, y mientras se le escapa un hilillo de baba de la comisura izquierda, lle dice:"Y ahora, Cardenal Bufarroni, búsqueme a ese rubiecito tierno, de grandes rizos, que entró anoche en el Seminario, y llevémelo pa´l fondo, que ya voy". "Sí, mi Santidad", le dice el otro. "Aunque le confieso que eso de las células madre no lo entendí. Pero

raul 44 años |

¿Qué tiene que ver Obama con grupos pro abortistas, células madre, despenalizacion de drogas y alianzas israelies? Si enlazamos todos llegamos seguro a buenas conclusiones. Ah, y una esposa constantemente fotografiada para revistas de moda?

benedictoxxxiii 0 años |

dentro de 500 años yo los perdono,ahora quemen a estos cientificos herejes en la hoguera

YoYo 0 años |

Coincido con Lagarto en el sentido de que hay cosas que están fuera de discusión. Pero necesito decir más: podrá un embrión no ser un ser humano, pero no podemos negar que cada uno de nosotros, los seres humanos, fuimos un embrión. Así empieza la vida de cada uno de nosotros.

Lagarto 53 años |

Barañao se maneja con un sofisma al pretender sacar una verdad científica de una analogía (comparó el progreso del embrión con la evolución y dijo que venimos de un mono, doble error). La genética enseña que en el embrión están todos los cráteres del ser humano, por lo que decidir si es o no persona es una discusión que está más allá de la ciencia. Ah, venimos de algo muy anterior al mono.



lunes, 9 de marzo de 2009

ALGUIEN DESORDENA LAS ROSAS

Como es domingo y ha dejado de llover, pienso llevar un ramo de rosas a mi tumba. Rosas rojas y blancas, de las que ella cultiva para hacer altares y coronas. La mañana estuvo entristecida por este invierno taciturno y sobrecogedor que me ha puesto a recordar la colina donde la gente del pueblo abandona los muertos. Es un sitio pelado, sin arboles, barrido apenas por las migajas providenciales que regresan después que el viento ha pasado. Ahora que dejó de llover y que el sol de mediodía debe haber endurecido el jabón de la cuesta, podría llegar hasta el túmulo en cuyo fondo reposa mi cuerpo de niño, ahora confundido, desmenuzado entre caracoles y raíces.
Ella está posternada frente a sus santos. Permanece abstraída desde cuando dejé de moverme en la habitación, después de haber fracasado en el primer intento de llegar hasta el altar para coger las rosas más encendidas y frescas. Tal vez hoy hubiera podido hacerlo; pero la lamparita pestañeó, y ella, recobrada del éxtasis, levantó la cabeza y miró hacia el rincón donde está la silla. Debió pensar: "Es otra vez el viento". , Porque es verdad que algo crujió junto al altar y la habitación onduló un instante, como si hubiera sido removido el viento de los recuerdos estancados en ella desde hace tanto tiempo. Entonces comprendí que debía guardar una nueva ocasión para recoger las rosas, porque ella continuaba despierta, mirando la silla, y habría podido sentir junto a su rostro el rumor de mis manos. Ahora debo esperar a que ella abandone la habitación, dentro de un momento, y vaya a la pieza vecina a dormir la siesta medida e invariable del domingo. Es posible que entonces pueda yo salir con las rosas para estar de regreso antes de que ella vuelva a esta habitación y se quede mirando la silla.
El domingo pasado fue más difícil. Tuve que esperar casi dos horas que ella cayera en éxtasis. Parecía intranquila, preocupada, como si hubiera atormentado la certidumbre de que súbitamente su soledad en la casa se había vuelto menos intensa. Dio varias vueltas por el cuarto con el ramo de rosas, antes de abandonarlo en el altar. Luego salió al pasadizo, miró adentro y se dirigió a la pieza vecina. Yo sabía que estaba buscando la lámpara. Y después, cuando volvió a pasar frente a la puerta y la vi en la claridad del corredor con el saquito oscuro y las medias rosadas, me pareció que era todavía igual a la niña que hace cuarenta años se inclinó sobre mi cama, en ese mismo cuarto, y dijo: "Ahora que le han puesto los palillos tiene los ojos abiertos y duros". Era igual como si no hubiera transcurrido el tiempo desde aquella remota tarde de agosto en que las mujeres la trajeron al cuarto y le mostraron el cadáver y le dijeron: "Lora, era común hermano tuyo", y ella se recostó contra la pared, llorando, obedeciendo, todavía ensopada por la lluvia.

Desde hace tres o cuatro domingos estoy tratando de llegar hasta las rosas, pero ella ha permanecido vigilante frente al altar; vigilando las rosa con una sobresaltada diligencia que no le había conocido en veinte años que lleva de vivir en la casa. El domingo pasado, cuando salió a buscar la lámpara, logré componer un ramo con las mejore rosas. En ningún momento he estado tan cerca de realizar mi deseo. Pero cuando me disponía a regresar a la silla oí de nuevo las pisadas en el pasadizo, ordené brevemente las rosas en el altar; y entonces la vi aparecer en el vano de la puerta con la lámpara en alto. Tenía puesto el saquito oscuro y las medias rosadas, pero había en su rostro algo como la fosforescencia de una revelación. No parecía entonces la mujer que desde hace veinte años cultiva rosa en el huerto, sino la misma niña que en aquella tarde de agosto trajeron a la pieza vecina para que se cambiara de ropa y que regresaba ahora con una lámpara, gorda y envejecida, cuarenta años después.

Mis zapatos tenían todavía la dura costra de barro que se les formó aquella tarde, a pesar de que permanecieron secándose durante veinte años junto al fogón apagado. Un día fui a buscarlos. Esto fue después de que clausuraron las puertas, descolgaron del umbral el pan y el ramo de sábila, y se llevaron los muebles. Todos los muebles, menos la silla del rincón que me ha servido para estar durante todo este tiempo. Yo sabía que los zapatos los habían puesto a secar y que ni siquiera se acordaron de ellos cuando abandonaron la casa. Por eso fui a buscarlos.
Ella volvió muchos años después. Había transcurrido tanto tiempo, que el olor al almizcle del cuarto se había confundido con el olor del polvo, con el seco y minúsculo tufo de los insectos, Yo estaba solo en la casa, sentado en el rincón, esperando. Y había aprendido a distinguir el rumor de la madera en descomposición, al aleteo del aire volviéndose viejo en las alcobas cerradas. Entonces fue cuando ella vino. Se había parado en la puerta con una maleta en la mano, un sombrero verde y el mismo saquito de algodón que no se ha quitado desde entonces. Era todavía una muchacha. No había empezado a engordar, ni los tobillos le abultaban bajo las medias, como ahora. Yo estaba cubierto de polvo y telaraña cuando ella abrió la puerta y en algún parte de la habitación guardó silencio el grillo que había estado cantando durante veinte años. Pero a pesar de eso; a pesar de la telaraña y el polvo, el brusco arrepentimiento del grillo y de la nueva edad de la recién llegada, yo reconocí en ella a la niña que en aquella tormentosa tarde de agosto me acompañó a recoger nidos en el establo. Así como estaba, parada en la puerta, con la maleta en al mano y el sombrero verde, parecía como si de pronto fuera a ponerse a gritar, a decir lo mismo que dijo cuando me encontraron bocaarriba entre la hierva del establo, todavía aferrado al travesaño de la escalera rota. Cuando ella abrió la puerta por completo, los goznes crujieron y el polvillo del techo se derrumbó a golpes, como si alguien se hubiera puesto a martillar en el caballete, entonces ella vaciló en el marco de la claridad, introduciendo después medio cuerpo en la habitación, y dijo con la voz de quien está llamando a una persona dormida: "¡Niño! ¡Niño!" Y yo permanecí quieto en la silla, rígido con los pies estirados.

Creía que solo venía a ver el cuarto, pero siguió viviendo en la casa. Aireó la habitación y fue como si hubiera abierto la maleta y de ella hubiera salido su antiguo olor a almizcle. Los otros se llevaron los muebles y la ropa de los baúles. Ella solo se había llevado los olores del cuarto; y veinte años después los trajo de nuevo, los colocó en su lugar y reconstruyó el altarcillo; igual que antes. Su sola presencia bastó para restaurar lo que la implacable laboriosidad del tiempo había destruido. Desde entonces come y duerme en la pieza de al lado, pero se pasa los días en ésta, conversando en silencio con los santos. Durante la tarde se sienta en el mecedor, junto a la puerta, y zurce la ropa mientras atiende a quienes vienen a comprarle flores. Ella se mece siempre mientras se zurce la ropa. Y cuando viene alguien por un ramo de rosas, guarda la moneda en la esquina del pañuelo que se anuda a la cintura y dice invariablemente: "Cógelas de la derecha, que las de la izquierdas son para los santos".

Así ha estado en el mecedor durante veinte años, zurciendo sus cositas, meciéndose, mirando hacia la silla, como si por ahora no cuidara del niño que compartió con ella las tardes de la infancia, sino del nieto inválido que está allí, sentado en el rincón desde cuando la abuela tenía cinco años.

Es posible que ahora, cuando vuelva a bajar la cabeza, pueda acercarme a las rosas. Si logro hacerlo iré hasta la colina, las pondré sobre el túmulo y regresaré a mi silla, a esperar el día en que ella no vuelva al cuarto y cesen los ruidos en la pieza de al lado.
Este día habrá un transformación en todo esto, porque yo tendré que salir otra vez de la casa para avisarle a alguien que la mujer de las rosas, la que vive sola en la casa arruinada, está necesitando cuatro hombres que la conduzcan a la colina. Entonces quedaré definitivamente solo en el cuarto. Pero en cambio ella estará satisfecha. Porque ese día sabrá que no era el viento invisible lo que todos los domingos llegaba a su altar y le desordenaba las rosas.

Gabriel Garcia Marquez

martes, 3 de marzo de 2009

Premio "Amigos"





Es increible, pero no hay barrera que separe a los seres humanos cuando tienen voluntad de saberse capaces, de esforzarce en entenderse. No la hay, ni idiomatica, ni de lejania, ni de nada.
Esta parejita hermosa, Crist and Barbara, que aparecio un dia, hace ya casi un año en mi blog, cuyo idioma es el aleman, bueno no se como, pero nos leemos, y en algun momento tambien, cuando me habian blockeado mi blog, me brindaron su apoyo. Hoy hablan de un premio donde yo estaria incluida, entre otra magnificas personas, para mi blog Nidos de Miel, y en realidad el premio ya me lo he ganado con ellos. Asi que amigos Gracias por estar.
Un cariño grande a los dos, desde el corazon como siempre, y desde esta Argentinita hacia donde estan.
picamiel

It is incredible, but there is no barrier that separates the human beings when they have will to be known capable, of esforzarce in understanding itself. She is not, not idiomatic, not of distance, not you are welcome.
This beautiful parejita (Couple? ), that aparecio one day, it does already almost one year in my blog, which language is the German, well not as(like), but we read ourselves, and in algun moment also, when habian blockeado my blog, they offered to me his support. Today they speak about a prize where I estaria included, between(among) other one you praise persons, for my blog Nests of Honey, and actually the prize already I have earned it with them. This way that friends Gracias for being.
A big fondness to the two, from the heart as(like) always, and from this Argentinita where are.

picamiel



Danzó






Danzo y Danzo en la noche danzo
bajo las estrellas danzo
la cruz del sur me guia
Las pupilas abro al destino
el talento se suelta de la mano
para que la vida dibuje el mapa
de donde se encuentran
todos los hermanos
que danzamos en el mundo
al son de la naturaleza
A los hijos del viento***
danzemos!!!!
picamiel
febrero 2009









 



nuevos videos subidos



Argentina
pais de Ratones?

video
nuevo:


listado de paginas web subidas, movimiento y musica como en la vida

Ir con INTERNET EXPLORER SOLAMENTE PARA VER Y OIR LOS SCRIPS:
VIDEOS